jueves, 31 de diciembre de 2009

Segunda luna llena de Diciembre




Vuela, no te detengas

Deja que la brisa te empuje
escucha la música de la luna
y vuela tranquila junto a mí

Yo soy la que siempre te espera
la sombra que viaja a tu lado
la que pronuncia tu nombre
la que no quiere vivir sin ti.

Soy la que asusta a la lluvia más fiera
la que aparta las nubes negras
la que te sonríe en sueños
la que no se rinde
la que guarda las lágrimas
para mirar las estrellas
la que es valiente por ti.

Vuela, no te detengas.


“Y entonces fue cuando descubrieron los sueños.
Un día se dieron cuenta que, en las largas noches de migración, podían encontrar sueños en el cielo y dejarse llevar adormecidas por ellos sin esfuerzo, recorriendo así enormes distancias. Desde aquel momento, millones de golondrinas han descansado en pleno vuelo acompañadas por los sueños.”


(La casa de Brisa y Nube – Rythmduel)





Con esta luna llena termina (por fin) el año 2009.
En este año han llegado a casa muchas golondrinas, pero hay dos que me han robado el corazón:

Laura Su, hija de Mar y Jano, hermana de Martín. Es una golondrina fuerte, con una luz tan brillante que no sólo deslumbra a sus padres y hermano, sino que también me ilumina a mí y me da fuerzas para seguir en el camino con esperanza.

Y Haizea, hija de Lola y Luis, la golondrina del viento, que cayó de un nido pero encontró por fin el que el destino le tenía preparado, y vivirá feliz junto a sus padres durante muchos años.

Todo mi amor para estos dos pajarillos.

Y aquí seguimos esperando los demás:

Mª Carmen: esperando a Nerea. Sólo quiero decirte que te quiero y te siento cerca, compañera de fatigas y de risas (aunque estas últimas casi siempre las pones tú). Llegará volando por el cielo de Tarifa la golondrina mas preciosa que nadie pudo imaginar, y ese día será tan feliz que ni Rufo podrá dejar de dar saltos de alegría.

Lola: esperando a su golondrina vietnamita. Pienso mucho en ti, amiga de mi alma. Sólo puedo decirte que cada vez que miro a la luna y enciendo mi vela para pedir por mi golondrina, pido también por las tuyas.

Shari: tienes una fuerza y un valor increíbles. Y capacidad para contagiarlas. Estoy orgullosa de que seamos compañeras y te llevo en mi corazón.

Esta última luna llena del año occidental, os envío todo mi amor, que los momentos felices se hagan eternos, y los menos felices se pasen rápido.

Y los que seguimos esperando: a tirar con todas nuestras fuerzas del hilo rojo y a seguir soñando, porque LOS SUEÑOS A VECES SE CUMPLEN

miércoles, 16 de diciembre de 2009

Navidad

No pensaba escribir nada acerca de la Navidad.
Pensaba ignorarla por todo el morro.

Pero hoy estoy de mala leche, porque ha nevado y no puedo salir de casa, porque no sé poner las cadenas en las ruedas del coche y tengo frío.

Y este pequeño cúmulo de inconvenientes me ha convertido en una bestia feroz que despotrica contra la Navidad.
No es que no me guste, es que me parece lo peor del mundo.

Me falta mi padre, me falta mi madre, me falta mi perro Tarzán. Les echo de menos, les añoro con toda mi alma.

No me gusta el turrón, ni los polvorones que se te hacen una bola de cemento al tragar. Me da una pena infinita de los pavos. Y grima los ojos muertos de los besugos. Odio la lombarda y en general cualquier alimento de color morado. Las uvas me dan tos.

Los niños (y los no tan niños) me venden papeletas para rifas, y me da pena y se las compro. No las miraré jamás y en Agosto me las encontraré en el bolsillito de la cartera y las tiraré a la basura con resignación.

Me han regalado un belén (un portalito con la virgen, San José, el niño y una oveja) y lo he puesto en la mesita de la entrada en honor a quien me lo ha regalado.
Los tres protagonistas tienen los ojos bizcos y me miran cuando paso con esos ojos enloquecidos, deseándome que sea mejor persona sólo porque celebran el cumpleaños de un niño viejo que hace los 2010 el 25 D.

La única preciosa es la ovejita, que está tumbada descansando y tiene los ojillos cerrados, como debe ser.

Y los villancicos…..Brrrr!
¿Cómo se pueden decir tantas majaderías a ritmo de pandereta y zambomba?
(los peces no beben en el río, y los pastorcillos están en el bar de mi pueblo jartandose a carajillos. Y el tamborilero está con ellos, con un pedo que no se aguanta de pie.)

La tele ladra anuncios de juguetes necios. Las ofertas del Día. Lo barato que es el Hipercor. (Hiprecior?) Alaaa! Todos a inflarse de comida, a engullir como posesos, a acumular colesterol y a pasarse con el azúcar…a beber cava hasta que se les caen los mocos con tanta burbuja, a sacar los trapos sucios en las comidas o cenas familiares…a enfadarse y desearse lo mejor alternativamente…

Y más tarde los programas enlatados en los que todos brindan y se ríen a carcajadas y bailotean y hablan altísimo, en un tono que difícilmente puedo soportar.

Los Reyes Magos ya no se acuerdan de mí. Y Papá Noel es un gordo cocacolero que no me inspira nada.

Mi amiga R. se va a la playa, a Brasil. La decisión más inteligente de una persona muy inteligente.

Nosotros no nos podemos ir. Tenemos responsabilidades y poco dinero.

Solo quiero acurrucarme con M., y con mis gatas. Y por favor, que esto pase pronto. Cada navidad aparecen nuevas patas de gallo alrededor de mis ojos. Cada Navidad deseo fervientemente que el año que viene no me pille cerca.

Lo siento Lee, quizá en un futuro lejano, de un año que no sé, te tendré en mis brazos, y celebraremos que el niño viejo cumple todavía mas años. Y cantaremos cosas absurdas, y los Reyes Magos se enamorarán de ti y volverán a entrar por la ventana de nuestra casa. Y los cuernos de los renos del gordo de Santa Klaus darán golpecitos en los cristales para que te asomes y les acaricies el morro mientras oyen tu risa….
Y quizá hasta me de por rebuscar en el garaje, dentro de las cajas de cartón con los adornos navideños de mis padres, y encuentre aquella estrella de purpurina que me gustaba tanto, para dártela a ti y que creas que el mundo es hermoso y lo será siempre.
Escribiremos una nueva historia de Navidad. Tú serás la protagonista. Papá te dará calor y te hará reir. Yo seré feliz.
(Y ya sabré ponerle las cadenas a las ruedas del coche).

Pero hoy, en estas Navidades del 2009, tu madre solo gruñe por los rincones, y es peor persona que el resto del año.

Perdón si ofendo a alguien con este profundo espíritu antinavideño, pero hoy por hoy, es lo que hay.

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Primera luna llena de Diciembre




Hay una niña que mira la luna
Es una niña lejana
niña de sueño
curiosa
la luna te llama
te cuenta secretos
te anuncia
te abraza.

Mi niña aún es del aire
de luna sobre montaña
a veces vuela en la sombra
y el viento azota sus alas.
Vuela porque la soñamos
bajo la luna de escarcha.

Y en una noche de luna
resplandeciente y cansada
encontrará su destino

(y nosotros sonriendo
nerviosos en la ventana)

Veremos que llega el día
y que esta luna se apaga
nuestros ojos en sus ojos
mil besos
risas de hadas
amor que nunca se pierde
amor que todo lo sana.

Y tú mirarás la luna
intentarás alcanzarla
y sabrás que ya no hay penas
que esta vida hay que volarla.

Mi niña adorada
que esta noche
la bella luna
te lleve mi alma.

miércoles, 25 de noviembre de 2009

Hermetismo.

Nadie sabe lo que pasa con las asignaciones.

El 10 de Noviembre, alguien a quien tengo mucho afecto y que brilla con luz propia, dijo que estaban asignados los días que quedaban para finalizar Marzo de 2006.
La hicieron callar.

Después de esto, se han desatado todo tipo de rumores, algunos catastrofistas.

Nuestra ECAI publica que lo más probable es que no haya asignaciones en este mes de Noviembre que ya se nos va.
Hay quien dice que este retraso es por el cambio de Director del CCAA (de Mr. Lu hemos pasado a Mr. Zhang).
He leído incluso que este retraso es porque el CCAA tiene que poner al día sus asuntos fiscales. (¿…?)

No sabemos lo que está pasando. No sabemos lo que va a pasar.
Siempre he respetado el mutismo del CCAA. Siempre he considerado la discreción como una virtud.

Pero, ahora, pienso que esa discreción está favoreciendo un caldo de cultivo insano y destructor, como ácido que nos gasta y nos corroe a todos.
Busco protección. Intento no entrar en los foros, no leer las barbaridades que se comentan. No lo consigo, me lo leo todo, me lo trago todo y luego…ya no veo bien lo que escriben porque se me ponen los ojos llorosos.

Es la semilla de la desesperanza, de la desilusión, que unos cuantos se apresuran a sembrar en los que estamos cansados, porque aquí echa raíces, crea el desconcierto y provoca un sabor amargo y un dolor terrible.

Somos solicitantes, y no tenemos porqué pedir cuentas a quien no nos ha prometido nada. Quizá, sí deberíamos pedir cuentas a nuestras propias administraciones, por las enormes dificultades que se plantean en algunas comunidades a la hora de renovar una idoneidad que siempre está pendiente de nuestras cabezas, como una espada de Damocles. Por el rechazo de asignaciones. ¿Cómo puede una familia asimilar que, después de años de espera, te digan que la criatura que te han asignado no es la idónea porque corresponde a un tramo de edad distinto al que pone en el papel? ¿Es que no tienen sangre en las venas?

Cada uno buscamos pasar este trago como podemos. Yo incluso he empezado a hacer un poco de deporte (nunca me ha gustado). Y a cocinar una enorme cazuela de Ragut que M. y yo nunca podemos terminar de comer y que guardo después durante días en una tartera en la nevera. Me he cambiado el color del pelo con un tinte casero y se me ha quedado verdoso. Y ayer me dio por limpiar el cuarto de baño y hoy tengo unas agujetas de campeonato. Cosas para pasar el rato. Para entretener a los pensamientos negros. Cosas inútiles, que se disfrazan de necesarias cuando sabes que no depende de ti, que no hay nada que hacer más que seguir esperando.

Tengo miedo. Sigo volando, porque desde niña me enseñaron a luchar, y eso quedó grabado a fuego, junto con alguna cosa más. Pero tengo miedo.

Perdóname Lee. Porque últimamente pienso, muchas veces, que no te llegaré a conocer.

Perdóname si en algún momento tardo mas de la cuenta en arrancar de mí esas malas yerbas que me atrapan y me enredan y no me dejan soñar.

Perdóname si a veces imagino el futuro y no cuento contigo porque me hace daño.

Perdóname, porque lleno la que será tu habitación de trastos, que no tienen nada que ver contigo, y dejo que se llenen de polvo.

Hoy sólo puedo pedirte perdón. Mañana, quizá invente un cuento feliz para ti, lleno de flores y hadas y reyes magos y golondrinas que nunca se cansan de volar.
Y le pediremos a la luna llena, con nuestras manos alrededor de la misma vela roja de siempre, que te traiga pronto.

Pero hoy…la luna es sólo una rodaja de melón, y yo voy a ver si me sueno los mocos, cojo la escalera y termino de limpiar el baño.

sábado, 21 de noviembre de 2009

Un poco de intimidad.

He tomado la decisión de privatizar este Blog.
Es una opción más tranquila para mí.

La única diferencia es que para acceder tendréis que poner vuestra dirección de correo para que el servidor os reconozca.
Es como ir a casa de un amigo y llamar a la puerta antes de entrar.

En breve os enviaré la invitación, aunque necesito vuestra dirección de correo para daros de alta. Creo que las tengo casi todas, pero por si acaso, podéis dejármela en los comentarios de esta entrada.

Si no os apetece, no importa. Quizá nos volvamos a ver, o quizá no. Gracias por este tiempo compartido.

martes, 17 de noviembre de 2009

Preguntas, respuestas y señales.

Quiero hablar de algo que me ha pasado a veces. Varias veces en este último año.
He tenido momentos que he estado muy triste. No sólo porque la espera de nuestr@ hij@ parece no tener fin, sino por otras razones que son largas y demasiado penosas para explicarlas aquí.

Hace unos días, más o menos coincidiendo con la última luna llena, tuve un bajón de los importantes. Dudas, miedo. Enfado incluso.



Encontré esta rosa de los vientos, que me gusta bastante, y pensé en colocarla aquí, como un amuleto para que me orientara. Pensé: “quizá todo esto no es más que una cabezonería. Los años pasan, y me he quedado enganchada de una ilusión que quizá no se vea realizada jamás. Quizá deberíamos cambiar el rumbo. Estoy tan cansada que no me quedan fuerzas. Ojala alguien me diera una señal, una respuesta.”

Pasan unos días, trato de no agobiarme, pero tengo ratos que pienso que no puedo más.

Y entonces, llega una respuesta. O una señal.

Yo no soy creyente, no practico ni comulgo con ninguna religión, no sigo preceptos impuestos por nadie, y respeto a quien piensa o siente distinto. Me doy a mi misma la posibilidad de cambiar de opinión cuando hace falta. Sigo una especie de instinto, quizá de mi parte más animal, quizá es algo espiritual. Me parece, aunque no estoy segura del todo, que no creo en fantasmas.

Tengo que hacer una precisión: yo no estoy chiflada, no desvarío excesivamente, trato de vivir la realidad que me ha tocado y tener la patas (perdón, los pies) bien pegaditos al suelo.

Cuando llega, es una respuesta que no es respuesta como tal. Es algo que se funde con el entorno, como una casualidad. A veces es instantánea y otras veces tarda un par de días. Pero es potente y clara. Cuando se produce, no me doy cuenta en el momento. A veces tardo un poco.

Pienso que quien responde puedo ser yo misma. Es una parte de mí que sabe. Pero también es algo misterioso.

La otra noche me di cuenta.

Hablé con mi hermana por teléfono y me estuvo insistiendo para que participe en Facebook. Le digo que no me gusta mucho, pero al rato me meto en su página porque me pica la curiosidad. Dice que ha puesto fotos de mis acuarelas y quiero verlas.

No encuentro las fotos (el Facebook es demasiado lioso para mí), pero sí encuentro lo que os he puesto en la entrada anterior. Y me doy cuenta de lo que es importante. Y por la noche, no puedo dormir, y me doy cuenta de que es una respuesta, una señal.

Me ha pasado otras dos veces últimamente: la primera estaba muy triste y se produjo casi en el momento. Estaba sola y en silencio y pensaba en una respuesta, y de pronto escuché una música, que parecía venir de alguna casa cercana, que me contestó.
Todo muy normal para cualquiera. Y muy misterioso para mí, que sabía lo que estaba pensando en ese preciso momento.

En otra ocasión, un objeto peculiar, que no debía estar donde lo encontré. Esa fue una respuesta muy contundente y que me asustó un poco.

Y entonces, pienso. Quizá estás aquí, leyendo las majaderías que yo escribo por algo que no es casualidad. Quizá encuentres respuestas o señales en algo que yo he puesto aquí sin darme cuenta y que a otra persona le pasa desapercibido, porque no es para ella, es sólo para ti.
Quizá no existe la casualidad. Quizá estamos en la misma bandada por algo más. Quizá porque yo tengo respuestas para ti y tu para mí.

En fin, que estas son cosas que se me ocurren a veces, y a lo mejor a ti también.

Gracias por estar ahí. Yo estoy aquí para lo que necesites.

domingo, 15 de noviembre de 2009

De gaviota para golondrina

Curioseando en la página de mi hermana M.J., he encontrado esto, que me emociona mucho porque es un recuerdo común, a quien nos dio y nos dejó tantísimo AMOR.

El regalo de una gaviota a una golondrina. Así somos, hermana, pájaros distintos, pero que aprenden y luchan, en la luz y en la oscuridad, porque ese es el sentido, porque así nos lo enseñaron a las dos. Te quiero



Y esta es otra parte

miércoles, 11 de noviembre de 2009

Haizea



Niña preciosa del aire
para encontrarte
ella fue a buscar la rosa de los vientos.
y recorrió durante mucho tiempo
caminos de piedra dura.

Viento que puede
viento que golpea
viento que se lleva las palabras
que envuelve,
que enreda.

Viento que saca las lagrimas
que labra curiosas formas
que a veces confunde
y a veces aclara.
Y borra las nubes.

Viento que lleva flores,
que trae la lluvia,
que hace susurrar las ramas.
Viento que da miedo,
que hace la espera callada.

Y por fin
viento a favor
viento que ayuda
viento que arrastra los sueños.

Viento de golondrina
que se deja mecer
locamente enamorada
del viento de poniente que acaricia
del viento que alivia y que sana
del viento que se hace brisa
y devuelve la vida.
Y canta.

El viento puede
el viento viene
el viento empuja…

No olvides niña del aire
que el primer y más bello sonido
en esta tierra tan árida
fue el del viento de tu nombre,
puro viento,
y luego calma.

lunes, 2 de noviembre de 2009

Luna Llena de Noviembre


Esta noche otra vez
encendemos nuestra vela
para pedir.
No puedo concentrarme
no encuentro las palabras
solo miro la luna
hipnotizada.

Cierro los ojos, bien apretados:

luna de china
luna de sardina
luna de golondrina
luna de agua
luna de escarcha
luna de cristal
luna de noviembre
luna gigante
luna extravagante
luna de lunes
luna de costumbre
luna de plata
luna de mis gatas.

Esta noche solo tengo ganas
de vagabundear…
Jugamos al escondite
y sé que te escondes detrás del árbol.

Pasa una nube y todo lo tapa
y ahora si que no veo nada
y me quedo quieta escuchando
un rato…
hasta que oigo pasitos
que pisan las hojas
que ya se cayeron.
Y esa risita…

Se ha ido la nube:
luna en cielo abierto.

Y pregunta :¿qué buscas?

Amor verdadero… amor sin sentido,
amor de quien no conozco, amor de mi vida,
amor de quien se hace esperar,
amor de quien no sé si vendrá…

¡Te lo cambio por un beso!

¡Mamá! ¿nos metemos ya en casa?
Sí cariño, ya seguimos jugando mañana…

martes, 27 de octubre de 2009

Carta abierta a Piedad

Piedad, fue retirada a su madre biológica a los siete meses de nacer y estuvo, sucesivamente, en dos centros de menores hasta los tres años.

En Octubre de 2005, fue dada en acogimiento preadoptivo en La Orotava (Tenerife), residiendo con su nueva familia casi tres años, hasta que, por orden judicial, tras una demanda de la madre biológica, el 10 de mayo de 2007, la separaron de esta familia ingresándola nuevamente en un centro de menores del Cabildo de Tenerife.

Más tarde devolvieron la niña a la madre biológica, con la que permaneció alrededor de un año. A finales de Octubre de 2008, y tras la petición de su madre biológica para que protección de menores se hiciera cargo nuevamente de ella, volvió a un centro, el cuarto en su corta existencia.

En Marzo de 2009 se dictó sobre Piedad un desamparo provisional que al parecer ha derivado a firme en Mayo, cerrándose definitivamente su regreso a la familia biológica.

Al parecer, se está estudiando la posibilidad de un nuevo acogimiento preadoptivo.

Piedad ha pasado casi toda su vida en centros de menores. Lleva más de diez meses en el último de ellos.



Querida Piedad:

Ya sé que este no es siquiera tu nombre de verdad. Te lo pusieron para protegerte, porque eres menor.

Pero eres una niña de carne y hueso. Existes, y ya has cumplido 8 años.

Rota y maltratada por las decisiones de las instituciones que debían velar por ti.

Ha llovido mucho desde aquel 10 de Mayo de 2007, en que se te llevaron de la Orotava para devolverte a tu madre biológica.

He leído que presentas trastornos físicos y de carácter. He leído que tu madre de acogida, que se llama Soledad, no te ha podido olvidar y sigue pidiendo una información que se le niega sistemáticamente. Y el Defensor del Pueblo también pregunta por ti.

“Tu caso” ha tenido mucha repercusión social, e incluso institucional. Recogida de firmas, mociones municipales…ahora todos quieren trabajar para solucionar tu vida.

Hay otro niño, que se llama Diego, y que tiene una historia parecida a la tuya. Le llaman el niño de El Royo.

Tu historia y la de Diego tienen en común la evidencia de un tremendo fracaso de la justicia y de los servicios de protección del menor.

Dicen que la justicia no regula afectos, sino derechos entre las personas.

No creo que haya habido maldad o crueldad en todo esto. En cambio, sí creo que hay una gran ignorancia, mal uso de eso que suena tan bien: “el interés superior del menor”.

Porque se ha usado con prepotencia, como un escudo que golpea a todos, y fundamentalmente a ti, que acabas de cumplir 8 años.

¿Y ahora qué?

¿Pasamos página? ¿Empezamos a escribir en una hoja en blanco, como si todo lo vivido en tus ocho años no tuviera valor?

También he leído que fuiste feliz en La Orotava. Espero que guardes buenos recuerdos y que puedas recurrir a ellos cuando estés triste, cansada.

No sé cómo pasas el tiempo, qué música te gustará, tu asignatura preferida, si guardas algo que tenga mucho valor para ti. No sé qué te gustaría ser de mayor. No sé casi nada de ti, ni siquiera tu nombre de verdad.

Si fueras mi hija, que aún está en camino, te diría:

“Adelante, lucha por cada rayo de sol, por cada instante de felicidad. No estamos todos locos. No cierres la puerta todavía. Ocho años son pocos, tendrás que vivir muchos más, y en ellos habrá momentos de una felicidad que no puedes ni imaginar."

Yo tampoco me olvidaré de ti. Te envío todo mi amor, todo mi cariño.

La naturaleza tiende a sanar y enderezar todo aquello que los seres humanos maltratamos y destrozamos con nuestra estupidez.

Los árboles, aunque se les mutile, siempre tienen tendencia a crecer y desarrollarse como lo que son, grandes y majestuosos.

Esa esperanza y ese deseo tengo hoy para ti, Piedad que no te llamas Piedad, niña preciosa que espera que decidan su futuro con cuidado y sin más sufrimiento.

jueves, 22 de octubre de 2009

Yo también lo tengo...

El premio a las mamás y papás.

A mi me lo ha dado Manuel, un papá extremeño, compañero de espera, al que aprecio mucho.

Anteriormente lo había visto en el Blog de Shari y Pedro, "Carita de Luna".
Ella nos lo dedica a todas las mamás adoptivas en una entrada preciosa y que me ha emocionado mucho.

Ahora yo ya no sé a quien darselo, porque parece que lo tenemos casi todos. Bueno, voy a ver si acierto y se lo doy a quien no lo tiene y se lo merece:

- Para Lola, de “A veces, no siempre” que hoy tiene una razón especial para sentirse como una ola. Mucho ánimo y fuerza, amiga de mi alma. Espero que me escribas pronto y me cuentes novedades felices.

- Para Beatriz, de “Camino a Etiopia”, deseando que tengais una alegria cuanto antes.

- Para Manolo y Geli, de “Nuestra estrella también viene de oriente”, porque… HAKUNA MATATA, no pasa nada, seguiremos soñando…

- Para “Africa me espera”, con todo mi cariño y enamorada perdidamente de Yago.

- Para Manu y Xelo, de “En busca de un sueño”, simplemente porque me gustais.

Siguiendo las bases del premio:

- Cosas que no publicaria nunca en mi Blog: especulaciones mentirosas acerca de la adopción en China en general, y de las asignaciones en particular, que puedan dañar o hacer sufrir a alguien. (No soporto a los sabihondos de la bola de cristal)

- Cosas que se repiten en mi Blog: las golondrinas, mi hij@.

Muchas gracias, y ¡que siga pasando la bola!

sábado, 10 de octubre de 2009

Aniversario

Releyendo las entradas de estos últimos meses, me doy cuenta que he estado bastante tristona y apagada. No me gusta nada, esto no debería ser así.
Voy a intentar cambiar un poco, virar el timón y coger impulso. Yàn no quiere ser un pájaro triste.

Por otra parte, habréis visto que he cambiado la música de fondo.
Un compañero había puesto la misma música en su Blog, así que yo he decidido cambiar.
No es que me haya sentado mal ni nada de eso, cada uno es libre de poner en su sitio lo que más le guste, pero me sentía un poco como cuando vas a una boda y hay otra persona que lleva el mismo vestido.

En fin, son tonterías mías, pero yo ahora he puesto el Silent Moon de Jia Peng Fang, que también me encanta.
(ja ja! si me estoy copiando de alguien sin darme cuenta, avisadme y la vuelvo a cambiar)

………………………………………

El día 3 fue nuestro aniversario de boda. 11 años casados, y antes de eso unos 10 años más juntos. En total unos 21.

Muy contentos, muy juntos.

Para celebrarlo hemos ido a pasar el fin de semana a la playa. Por el camino yo calculaba que hacía por lo menos 9 años que no veía el mar.

M. dice que él es más de campo, pero yo, sin dudarlo, aunque vivimos en el campo y no cambiaría mi casa por nada del mundo, soy de mar.

Soy de sal, de olas, de peces. De piedrecitas en la orilla.

Vamos en coche. 6 horas de viaje. La mujer del Tomtom dice cosas raras. No le hacemos mucho caso y ponemos la radio y luego un CD de Elvis y otro de los Eagles. Ella sigue desvariando, que si “manténgase a la izquierda por la derecha” o “gire en la rotonda…gire en la rotonda…”. (¡joer, si no hay ninguna rotonda!)

Yo me acordaba de un relato de Stephen King en la que una pareja se pierde en una carretera y llegan a un pueblo que se llama “Paraíso del Rock and Roll”…

Y en la radio hablan de los Juegos Olímpicos. Qué pena, ya me había hecho ilusiones con Madrid…

…………………………………………

Qué sitio tan precioso. Nunca había estado en Almería. Todo lleno de jardines, con enormes palmeras y cáctus gigantes. Los pájaros nos despiertan en cuanto amanece, y vuelven a piar como locos cuando se va metiendo el sol. Creo que son gorriones y tordos.

La playa está limpia y hay poca gente. Sol radiante. Nos bañamos y nos secamos casi enseguida. El agua es azul, azul, azul y azul. Resplandeciente.

Qué guapo es M. Y qué moreno está. Yo en cambio estoy blanca como una pared, tengo el pelo revuelto y enredado y me salen manchas con el sol.

Camino a la playa me he comprado en el súper un protector factor 5.000 (por lo menos) y es azul.

Ahora tengo la piel blanquísima y con un tono azulado con irisaciones. Pero me importa un bledo estar echa una birria, me siento feliz.

Por la noche encendemos nuestra vela roja al borde del mar. Tengo una sensación de irrealidad. La luna llena resplandece en la superficie del agua. Si lo miras un rato, ya no es agua, ya no es el mar, es como una camino de miles de destellos, lucecitas que se encienden y forman una senda que se pierde en el horizonte.

Y yo me imagino que puedo andar por ese camino y viajar rápido rápido, y llegar a China. M. dice que está por allí enfrente. Y me imagino que por ese camino también puedo llegar a mis seres queridos, los que siempre me faltan.

El Domingo más de lo mismo: pájaros y nescafé descafeinado por la mañana (y magdalenas y una concha de chocolate…¡ñam!), mar brillante y una laguna cercana en la que chapotean unos extraños patos negros con la frente y el pico blancos.

El Lunes, cuando ya nos vamos, vemos una piscina cubierta donde hay personas mayores haciendo gimnasia acuática con la música a todo trapo.

Yo bailoteo un poco en la calle y le digo a M. que me gusta.

Y M. dice que si me apuntara a eso, el monitor me echaría y me mandaría a la laguna con los patos raros, porque yo soy muy rebelde y nunca sigo las instrucciones.

Después de tantos años ya me va conociendo.

Nos volvemos a casa por donde hemos venido, con el Tomtom parloteando y las pilas cargadas a tope. Volveremos, tal vez en Mayo…

domingo, 4 de octubre de 2009

Luna llena de Octubre



Esta noche nos veremos en el mar.

El mar y tú
energía multiplicada.

No muevo los labios
pero grito su nombre desde dentro
como una señal
como una oración...

para que se enrede en la espuma
para que la marea se lo lleve
muy lejos
hasta donde está mi amor.

En mis sueños mas bellos
donde todo es luz y calor
y destellos azules y blancos...
todo gira, pero yo no me muevo:
estoy esperando.

Te beso en el pelo
y sabes a sal.

martes, 15 de septiembre de 2009

Hasta luego

La de un gato es una muerte pequeña, que duele en el alma.

Gato grande, cariñoso. Sinvergüenza dulce, chulito que se pega a mis piernas.

La sombra oscura que cruza, que se funde en la noche, como un suspiro.

Superviviente de mil guerras, de siete vidas gastadas. Los ojos casi ciegos. Orgullo de su estirpe gatuna. Inocente y sabiondo, que observa, va y viene. Espera.

Los rayos del sol te buscarán, en todos los rincones que te gustaban.

Adiós, amiguito, da recuerdos en el otro barrio. Espero que nos volvamos a ver.

viernes, 4 de septiembre de 2009

Luna Llena de Septiembre

No sé si lo sueño, o sólo lo imagino.
Hay una niña dormida en la cuna.

No está solo ella, otra niña está a su lado. Y hay otras cunas, y otras niñas. Unas duermen, otras tienen los ojos abiertos en la oscuridad, pero no lloran, ni se mueven.

Yo sé que es ella, porque hay una golondrina dibujada en su pijama.

Es todavía muy pequeña. Su piel es muy blanca y su pelo muy negro.
Tiene los ojitos cerrados y respira muy suavecito. Quizá está soñando.

La sala es muy grande, y hay un ventanuco que esta noche está abierto, porque todavía no hace demasiado frio. Y una luna llena, pequeña, asoma y llena de rayos la habitación. Esos rayos son como nuestras vidas. Lo llenan todo de dibujos, círculos de luz que van moviéndose despacio, de una cuna a otra.

Yo me fijo en ella, y tiemblo un poco.
Le pido perdón. A veces no quiero pensar en ella, no quiero mirar. Está todavía demasiado lejos de mi. En otro tiempo y en otro lugar. Y me duele. Y miro para otro lado.

No sé si conseguiré llegar a ella. Sé que el tiempo que tenemos para vivir es poco importante, tan minúsculo en el universo tan grande... donde no hay medidas, aunque nos empeñemos en conocerlas. Es como una broma pesada, llevamos la misma sangre (no la de los glóbulos, sino esa otra que es aún más esencial) y estamos separadas. Quizá siempre lo estemos, como una maldición dentro de una leyenda, dentro de una bola de cristal donde siempre nieva... buscándonos en nuestros sueños, imaginando cómo será nuestra piel y nuestra risa, pero sin vernos ni tocarnos.

Ojalá creyera en un Dios, grande y bondadoso, para pedirle que nos una por fin.... Pero yo sólo tengo esa luna pequeña que dibuja su carita en mis sueños. Y enciendo mi vela roja, imaginando que es la misma luna que se acerca a su cuna y la roza apenas. Y seguimos esperando, aunque el tiempo pasa tan despacio que a veces parece detenido.

Te quiero Lee, desde siempre y para siempre.

domingo, 9 de agosto de 2009

Adopción en JiangXi

Esta es la versión en castellano de un video del gobierno chino sobre la adopción en la provincia de JiangXi, traducido por la ECAI InterAdop.

Es posible que lo hayais visto ya, porque no es nuevo, pero a mi me gusta mucho y me apetece ponerlo aqui.

(Para verlo mejor apaga la musica de fondo)




miércoles, 5 de agosto de 2009

Luna Llena de Agosto



Te haces la indiferente,
ni siquiera me miras...
solo pasas orgullosa
espantando nubes amarillas,
como si no te importara.

Pero yo no te creo,
porque no me sueltas
y no te suelto.

Esta vez estoy cansada...

deshago todos los nudos
y abro las ventanas y las puertas.
Ahora lo de dentro está ordenado
esperando que ella entre
y lo cambie todo de lugar.

Y no dejo de mirarte
con los ojos abiertos
y con los ojos cerrados.

Y seguimos esperando.
Díselo.

martes, 4 de agosto de 2009

Premio

Esta vez es un premio triple:



Me lo concede Mar, de Mi peque espera en China.

Yo se lo doy a:

-Carita de Luna (creo que este premio no lo tienen y yo aprovecho la oportunidad para saludarles y enviarles mi cariño)

- Con el corazón en China: por el esfuerzo enorme que debe suponer recopilar tantos datos y hacerlo tan bien...gracias Anna y Marta.

- Un viaje distinto, la adopción: Laura, me encanta tu blog. Mucho animo en la espera, compañera viajera.

miércoles, 29 de julio de 2009

Una golondrina

Ya estoy aquí otra vez. Estoy bien.

Para celebrarlo, os dejo un trocito de la historia de una amiga:

“Lo que más le gustaba de pequeña era leer y dibujar.

Soñaba con que sus padres le dejaran ir a la Escuela de Artes y Oficios, pero nunca lo hicieron. Quién sabe porqué.

Después, cuando consiguió aprobar el COU y la Selectividad se matriculó en la Facultad de Bellas Artes. Quizá fue la primera decisión firme de su vida, y como estaba tan segura, nadie se atrevió a llevarle la contraria. (La verdad es que es difícil llevarle la contraria porque es tremendamente cabezota)

Aprovechó mucho aquellos años y cuando terminó hizo el Doctorado porque tenía ganas de más. Tenía un estudio en Torrejón de Ardoz. Allí pintaba y hacia el amor con su novio. Buenos tiempos.

Pero ésta es una historia de vuelcos. Si te pica, te rascas. Si te caes, te levantas. Si te hundes, ponte a nadar.

Su padre tenía un negocio. Ella decidió ayudarle. Vendió su estudio y dejó de pintar, porque necesitaba aprender otras cosas y el tiempo y el dinero no daban mas de si.

Pasaron unos cuantos años. Las cosas no fueron bien en la empresa y tuvieron que cerrar. En aquella época ella trabajaba como profesora de informática y hacía diseño de páginas web. Trabajó para una empresa de Barcelona, hizo algunas cosas con Photoshop. Nada importante.

Después se casó. Trabajó en cosas variadas, porque necesitaban dinero para pagar la hipoteca. Trabajó como teleoperadora. Después como administrativo en una empresa de las grandes. Mucha responsabilidad, nada de creatividad, sueldo miserable.

Entonces, su padre murió. Su madre empezó a mostrar los síntomas mas preocupantes de la enfermedad de Alzheimer. Tuvo que dejar de trabajar, porque su madre no podía estar sola, ni de día ni de noche.

Y se fue con ella. Dejó su trabajo, su casa. Su vida. No fue un sacrificio aceptado libremente. No había mas remedio, no había otra opción. Rabia, frustración, miedo.
Se quedó embarazada después de muchos pinchazos de hormonas. Tuvo preeclampsia y perdió a su bebé. Le dijeron que ya no podría tener hijos nunca.

Pero era mentira. Hay otra forma, otro viaje: si te caes te levantas. Si te hundes, ponte a nadar. Una golondrina no deja nunca de aletear. Hay que terminar el viaje, llegar a casa. Y si está oscuro hay que poner mas fuerza.

Un día, creo que fue por su cumpleaños, M., que es muy listo, le regaló una cajita de acuarelas. Al abrir la tapa las pastillas de colores relucían. Era tan bonita que no se pudo resistir...

Empezó en la mesa de la cocina, en casa de su madre. Quitó todos los trastos de encima y llenó de agua una taza pequeña, de las de café. Lo primero que pintó fue una golondrina. Y después muchos pájaros. Luego hizo retratos de todos sus gatos. Y de su perro, que se tumbaba a su lado procurando tocarle los pies y no hacer ruido.
Hacer acuarelas exige concentración. No volverse loca también exige concentración. Objetivo cumplido todas las tardes de 4 a 9.

Conoció a R. y A. hace algunos años y se hicieron amigos. Amigos de los importantes. Ellos hacían grabados. Vieron las acuarelas que tenía y la animaron a exponer. Otro viaje más, esta vez muy bien acompañada.

Creo que hace poco ha vuelto a su casa. Esta retomando una vida feliz con M., que siempre estuvo a su lado, incluso cuando había luna nueva y no se veia el camino.

Quedamos de vez en cuando para charlar. Tiene algunas tristezas, pero también muchas ilusiones. Está embarazada: un embarazo del corazón que parece que no termina nunca.

Ahora está pintando, haciendo cosas nuevas. Y si se cae, sin duda se levantará, porque sabe que eso es lo que debe hacer.”

Este es su Blog, por si quereis echarle un vistazo. Sed benévolos, porque no es que sea una gran artista, es sólo una golondrina, pequeña y testaruda, pero le gusta mucho y se esfuerza.

aliciaiglesias.blogspot.com

martes, 7 de julio de 2009

En estos días...

En estos días
todo el viento del mundo
sopla en tu dirección
la Osa Mayor corrige la punta
de su cola y te corona
con la estrella que guía la mía.

Los mares se han torcido
con no poco dolor
hacia sus costas
la lluvia dibuja en tu cabeza
la sed de millones de árboles
las flores te maldicen muriendo
celosas.

En estos días
no sale el sol sino tu rostro
y en el silencio sordo del tiempo
gritan tus ojos.

¡Ay de estos días terribles!
¡Ay de lo indescriptible!

En estos días
no hay absolución posible
para el hombre
para el feroz, la fiera
que ruge y canta ciega
ese animal remoto
que devora y devora primaveras.

En estos días
no sale el sol sino tu rostro
y en el silencio
sordo del tiempo gritan tus ojos.

¡Ay de estos días terribles!
¡Ay del nombre que lleven!
¡Ay de cuantos se marchen!
¡Ay de cuantos se queden!
¡Ay de todas las cosas que hinchan este segundo!
Ay de estos días terribles asesinos del mundo.





..............................................................................


El Viernes pasado nos reunimos y estuvimos de fiesta, hasta las tres y media o cuatro de la mañana, como la mayoría de las veces.

Cenamos, hablamos y nos reímos. M. estrenó su guitarra nueva y estuvimos cantando. Estuvimos a gusto, los diez amigos que somos y nos reunimos siempre.

El Sábado sobre las nueve de la noche R. llamó desesperada: su marido A. se sentía enfermo.
Del ambulatorio al hospital. Y luego a otro hospital a Madrid. Al principio pensábamos que era un amago de infarto. Después vinieron las malas noticias. Se rompió la aorta por muchos sitios. Durante horas espesas y lentas intentaron salvarle y esperamos. A ratos con angustia y a ratos con esperanza. Esperamos y esperamos y llegó la mañana.

M. y yo bajamos muchas veces a la calle a fumar. En el cielo cientos y cientos de golondrinas volaban haciendo elipses perfectas sobre el hospital.

También las ví desde las ventanas de la 7ª planta: era un espectáculo un poco raro. Vuelan haciendo un itinerario que parece fijo, trazando círculos, sin tropezar jamás unas con otras. Cuando se acercan a las ventanas del hospital, se posan unos segundos sobre las persianas raídas, y se incorporan otra vez a la marea general. Es un poco hipnótico, como el mar.

Pensé que era una buena señal. Pero no.

A murió sobre las 12 de la mañana.

Me dijo una vez que se había leido mi blog de cabo a rabo. Dejó aquí algún comentario (papá de lua). Era una persona sana y bondadosa. Teníamos planes. Con R., su mujer, formaba Lua taller. Ellos hacían grabados y yo acuarelas. Sólo nos ha dado tiempo a exponer juntos dos veces. Hace poco fue su cumpleaños y le regalamos un objetivo nuevo para su cámara.

El objetivo se me ha quedado atragantado, y se me ha quedado en la garganta junto con nuestros planes para exponer, el guantanamera que cantabamos. El grabado de bambú y el de la mariquita que me regalaron hace poco. Los ojos de R. llenos de lágrimas. El parque de Monzón donde desayunamos aquella vez. Las clases de pintura china a las que iba desde el trabajo. Una iguana con nombre de luna portuguesa, pequeñita y delicada de cuidar. Incluso tengo una pista de padel entera ahí metida.
Se me ha hecho una bola que parece imposible de tragar.

Los ojos grandes de R., su cara suave agarrotada de tanta tristeza. Amiga de mi alma, tanto dolor y tanta pesadilla. No sé qué puedo hacer.


..............................................................................


Hay una pequeña mujer que me espera todos los dias en la residencia, de siete a ocho.
Ella no sabe que me espera, pero yo sí lo sé, así que voy todos los días con el corazón encogido. Mis manos se hacen enormes cuando cojo las suyas.

Hace mucho tiempo la pequeña era yo, y ella era grande. La reina de la porrusalda. La que me enseñó lo maravilloso que es leer y perderse en la imaginación. Se ha perdido en la suya.

Durante mucho tiempo he sentido rabia. Una ira que nunca supuse que pudiera esconderse dentro de mi.
Ya no. Sólo siento tristeza y ternura. Amor. Lo importante.


..............................................................................




Luna llena de Julio
no quiero verte como un agujero blanco
sobre fondo negro.
Como un manchurrón borroso que
no quiere decir nada.
Necesito magia
porque quiero soñar.
Soñar que los que quiero tanto
me están esperando.
Y que tengo tiempo
para hacer aquello por lo que estoy
aquí.
Por favor, ven esta noche,
recupera tu textura
tu resplandor.
Llévales mi mensaje:
esperaré lo que haga falta
el pasado, el presente
y el futuro se han fundido
y yo tengo que tener la sonrisa
y acumular alegría.
Porque la vamos a necesitar
y nada es por casualidad.
Luna llena de verdad
no te escondas, no me mientas.
Esta noche te estaré esperando
aquí abajo.


..............................................................................


Llevaba tiempo sin escribir nada. La verdad es que estaba pensando en cerrar el Blog. Pero me parece que al final no lo voy a hacer.

Empecé a escribir aqui para ayudar a que el tiempo pasara más deprisa mientras esperamos a nuestro hijo o hija.

Y sigo teniendo la misma ilusión, la misma esperanza que cuando comencé.

El caso es que tengo un problema que tengo que resolver. Es un problema de tristeza. Una obstrucción que hay que desatascar. No es nada extraño, a casi todo el mundo le pasa a veces. No somos una línea recta.

Lo conseguiré, como siempre. Con suerte en unos días estaré como nueva y seguiremos hablando. Con todo lo que hablo habitualmente, tampoco pasa nada porque esté unos dias calladita ¿no?

Un beso y un recuerdo para todos. Enseguida vuelvo.

martes, 23 de junio de 2009

Pollo a la carta

(Quita la musica de fondo antes de verlo)

viernes, 19 de junio de 2009

Asignaciones

En este muy caluroso y tormentoso mes de Junio se ha asignado hasta el 20 de Marzo de 2006.
Teniendo en cuenta que las anteriores asignaciones fueron hasta el 14 de Marzo, son cuatro maravillosos dias, que estaban bien cargados de expedientes.

Parece ser que entre los expedientes asignados hay sesenta familias que tramitaron por protocolo público. El número de familias asignadas que han tramitado con ECAI es incierto, pero imagino que el total de asignados españoles será enorme.

Muchisimas felicidades a todos los asignados y mucho ánimo para los que, como nosotros, seguís esperando.

Quizá esto sea el principio de una mejoría que todos soñamos y en la que yo personalmente siempre he creido.

martes, 9 de junio de 2009

Feliz cumpleaños M.

Hoy es el cumpleaños de M.

M. es mi amor, mi compañero, mi vida.

M. es quien me hace ver claramente cuando estoy a oscuras. Es quien se queda despierto para consolarme si ve que estoy triste, aunque por la mañana tenga que madrugar para ir al trabajo.

M. me da besos con los pies para darme las buenas noches, se come lo que yo cocino, aunque él cocine mejor que yo.

Me sujeta para que no me tuerza el pie o me ayuda a levantarme si ya me lo he torcido y acaba siempre por poner en la tele el canal que yo quiero ver, aunque haya fútbol.

Me gasta bromas para hacerme reir, me llama una o dos veces al día para ver qué tal estoy. Me da con la pierna para que me calle cuando estoy especialmente bocazas.

Me compra los libros que sabe que me pueden gustar. Me ayuda a elegir los marcos para las acuarelas. Me apoya siempre, aunque a veces no me entienda o no esté de acuerdo. Lee las cosas que escribo, aunque esté cansado y las letras blancas sobre el fondo negro le hagan ver chiribitas. Me guarda los secretos y me da los mejores abrazos.

M. es la persona más equilibrada e inteligente que he conocido nunca. No tiene problemas tontos, no se le caen los anillos (sólo lleva el de nuestra boda). No tiene dobleces, ni malas intenciones, ni absurdos problemas existenciales. No miente ni aparenta. No lo necesita. Quien le conoce lo sabe.

Será un padre maravilloso y Lee lo querrá con locura. Como yo.

Feliz cumpleaños amor mío. Deseo que el del año que viene sea mucho mejor que este.

domingo, 7 de junio de 2009

Luna Llena



Hermosa luna llena de Junio
ya estás otra vez aquí
y nos miramos de reojo
tu y yo
como viejas conocidas
que comparten sus secretos
y no necesitan hablar.

Ya sabes lo que te pido:
tráela a casa
sana y salva.

Porque ella es mi vida,
es mi ilusión, y mi lucha.
Mi ternura, mis tontas palabras.
La sonrisa que he perdido
tantas veces.

Búscala, y ponle un beso
en ese rinconcito del cuello,
(ya sabes)
para que le haga cosquillas
y no olvide nunca
que su mamá y su papá
la están esperando.

miércoles, 3 de junio de 2009

Para Mar

(Para verlo, apaga antes la musiquilla de fondo)


lunes, 25 de mayo de 2009

Esperar

Esta semana pasada ha sido bastante buena para mi.

Por una parte se ha reanudado el envío de asignaciones.

A pesar de que estoy segura de que el viaje de Yàn Lee tendrá un final feliz, (y que como todos los finales felices supondrá un principio maravilloso), no he podido evitar sentir miedo.

Ahora ya podemos seguir esperando tranquilos. No sé si habrá que esperar otros dos años o más, no sé el tiempo que falta, pero nuestras vidas siguen, y hay que llevarlas de la forma más feliz posible.

Esperar es consustancial al ser humano. Al ser vivo. Es como respirar, como comer.

De niña esperaba ser mayor. En el cole esperaba la hora del recreo mirando sin parar el reloj. Esperaba las vacaciones.
Cuando me hice mayor, mi padre esperaba despierto, y a veces asomado a la ventana, a que llegara a casa por la noche.
Yo esperaba impaciente con el bolso colgado y los zapatos puestos a que llegara mi novio a buscarme. (¡que barbaridad, qué tardón era M.!!)

Esperamos casi once años para casarnos. Esperabamos tener hijos pronto. Cuando hicimos los tratamientos de fertilidad esperabamos nerviosos a que sonara el teléfono y que nos dijeran que todo iba bien.

Esperaba a que me subieran el sueldo en el trabajo. Y las pagas extra.

Mi perro esperaba inquieto a que M. llegara por las noches y le llevara de paseo.

Nuestras gatas nos esperan en la puerta de casa y una de ellas se revuelca por el suelo de pura felicidad cuando nos ve llegar.

M. y yo esperamos que nos toque la primitiva o acertar la quiniela de una puñetera vez.

Las plantas de la terraza esperan que me acuerde de echarles un poco de agua de vez en cuando (...pobrecitas...)

Hasta las piedras del camino esperan a que las pisemos, y estas nubes impacientes de Mayo esperan a que nos asomemos a la puerta para empezar a llovernos encima...

Hoy estoy pensando que quizá esta espera de nuestro hijo está algo sobredimensionada.
No es una espera en la que haya que rasgarse las vestiduras y sufrir horrorosamente cada dia y cada noche.
Quiero decir que aunque estemos impacientes, aunque nos haya tocado esperar más de lo que pensabamos en un principio, deberíamos estar acostumbrados a ella, porque eso es lo que hemos hecho durante toda nuestra vida: esperar.

Tenemos los deberes hechos, y ahora hay que esperar los resultados. Y confiar. Pasa el tiempo, nos hacemos un poco mas mayores, cambiamos, cambian las circunstancias que nos rodean, pero esta ilusión es tan grande que persiste.

Espero no molestar a nadie por esto que acabo de escribir. Hay que encontrar la serenidad en esta espera y aprovechar cada momento.

Bueno, ahora me voy a hacer la comida, que las judias verdes están esperando a que les quite las hebras y las eche en la cazuela.

Esta canción me gusta mucho, por razones que seguro entendereis, asi que la voy a poner aqui. Llevo varios dias tarareandola...(Je Je! tambien la de Soyaya "la noche es pata mi", pero esa no le va bien a esta entrada...)

(anda, quita la musica de fondo antes de "darle al play")

miércoles, 20 de mayo de 2009

¡Se acabó el parón!

Acaba de llegar la noticia más esperada por todos los adoptantes en China:

se reanudan las asignaciones. Han asignado a las familias cuyo expediente quedó registrado entre el 9 y el 14 de Marzo de 2006, ambos inclusive.
En España, no se sabe cuantas familias, de las asignadas, habían tramitado con ECAI, pero sí las de protocolo público: 85.

Más de ochenta y cinco golondrinas llegarán a su hogar dentro de poco.

Más de ochenta y cinco familias habrán completado este viaje, tan duro, pero con una recompensa de felicidad infinita.

Sólo puedo decir que deseo que a partir de ahora todo sea más fácil, que el teléfono suene enseguida para la comunicación oficial y que podáis viajar cuanto antes a recoger a vuestros hijos e hijas.

Me siento muy feliz con esta noticia. Nosotros tendremos que esperar quizá mucho tiempo todavía, pero no me cabe la menor duda de que lo conseguiremos. Sueño con el día en que podré al fin poner aquí una foto con Lee y contar la emoción tan enorme que sentiré cuando pueda abrazarla y acurrucarla en mis brazos. Sueño con encontrar por fin su sonrisa. Lo tendré todo, sólo es cuestión de tiempo....

El sur también existe

Hace unos dias murió Mario Benedetti.
Voy a poner aquí algo suyo, que me gusta mucho, y también un video. (si quieres verlo acuerdate de apagar la musiquilla del fondo del blog)

El sur también existe

Con su ritual de acero
sus grandes chimeneas
sus sabios clandestinos
su canto de sirena
sus cielos de neón
sus ventas navideñas
su culto de Dios Padre
y de las charreteras
con sus llaves del reino
el Norte es el que ordena

pero aquí abajo, abajo
el hambre disponible
recurre al fruto amargo
de lo que otros deciden
mientras el tiempo pasa
y pasan los desfiles
y se hacen otras cosas
que el Norte no prohibe.
Con su esperanza dura
el Sur también existe.

Con sus predicadores
sus gases que envenenan
su escuela de Chicago
sus dueños de la tierra
con sus trapos de lujo
y su pobre osamenta
sus defensas gastadas
sus gastos de defensa.
Con su gesta invasora
el Norte es el que ordena.

Pero aquí abajo, abajo
cada uno en su escondite
hay hombres y mujeres
que saben a qué asirse
aprovechando el sol
y también los eclipses
apartando lo inútil
y usando lo que sirve.
Con su fe veterana
el Sur también existe.

Con su corno francés
y su academia sueca
su salsa americana
y sus llaves inglesas
con todos sus misiles
y sus enciclopedias
su guerra de galaxias
y su saña opulenta
con todos sus laureles
el Norte es el que ordena.

Pero aquí abajo, abajo
cerca de las raíces
es donde la memoria
ningún recuerdo omite
y hay quienes se desmueren
y hay quienes se desviven
y así entre todos logran
lo que era un imposible
que todo el mundo sepa
que el Sur,
que el Sur también existe.


domingo, 17 de mayo de 2009

¡un premio!

¡Me han dado un premio!

Me lo ha dado Mar, y es este:

A mi nunca en toda mi vida me habían dado un premio. Era virgen en cuanto a premios se refiere. Ni siquiera uno pequeñito. Ni cuando me porté bien y me lo comí todo. Ni cuando dejé de escaparme del colegio. Ni cuando aprobé el bachillerato. Ni cuando terminé la carrera. Ni por hablar, ni por callarme.

Por eso, no sé nada de premios. De vez en cuando, revoloteando por los Blog que me gustan, he visto que se premian entre ellos: uno le da el premio a tres. Y luego cada uno de los tres le da el premio a otros tres, y cada uno a otros tres…y así parece que va la cosa.

Me gusta. Me ha hecho muchísima ilusión, pero no sé bien qué hacer con él.
Si lo pongo en un apartado del Blog, algo así como una “Galería de Premios”, seguro que no me vuelven a dar ninguno y quedará ridículo, como un tributo a mi vanidad. (¡Qué vergüenza!)

Tampoco puedo ignorarlo, porque quien me lo da lo hace con cariño, y eso me hace mucha falta. De verdad que me hace falta.

Bueno, ¡pues a volar!, lo reparto entre tres y lo libero.

Una vez me dijeron que para recibir tienes que vaciarte un poco primero, porque si estás llena llega un momento en que no entra nada, por mucho que lo apretujes todo por ahí dentro.

Se lo daría a Mar otra vez, pero parece que es de mal gusto devolver los regalos a quien te los da. Me encanta su Blog,no sólo por lo que tenemos en común, que es muchísimo, sino por las imágenes, los comentarios, su precioso hijo, y su marido Jano Muñoz, que es un pintor maravilloso que me deja ojiplática y boquiabierta.

Bueno, como no se lo puedo dar a ella otra vez, estos son mis premiados:

- A Mª Carmen y Fernando, de “Esperando a Nerea”.
Ellos ya tienen algún premio más, y les paso también éste, porque les tengo un cariño enorme. Con ellos también comparto la ilusión de la adopción en China. Y el amor por los gatos. (Rufo, este premio también es para ti).

- Para el chino-chano:
porque me pone de buen humor, porque me encanta. Porque es de Huesca y yo estuve allí hace poco y me gustó muchísimo. Y porque veo que ya tiene unos cuantos premios y sabrá que hacer con uno más, en vez de estar dándole vueltas a lo tonto como yo.

- Y para Lola sin dudarlo:
porque lo que escribe me llega siempre como una flecha al corazón, porque me ayudó al principio de este Blog. Porque me identifico con ella. Y porque la quiero mucho.

¡Ahhhhh! ¡qué descanso haberlo soltado!............(¡¡¡pero que boba soy!!!)

viernes, 15 de mayo de 2009

Metamorfosis

Hoy es mi cumpleaños.

Nací en Madrid, un 15 de Mayo a las 11 de la mañana. Cumplo 45.

No pensaba ponerlo aquí, pero después de dudar un rato (corto) he decidido que sí, que decir que es mi cumple no es tan vanidoso como me había parecido en un principio, así que he decidido empezar a escribir esta tontería. (Debe ser que estoy de buen humor)

La verdad es que no me importa mucho, no me pesan casi nada los 45. Supongo que estoy contenta de cumplirlos.

Mi padre me dijo alguna vez que cuando nací tenía los ojos achinados y pequeños, y la boca muy grande: “…y menuda bocaza tenías, pero, eso sí, siempre estabas sonriendo…”

Me miro en las fotos antiguas y veo que es verdad, tenía los ojos rasgados y la boca grande.

Con el discurrir de estos últimos 45 años, mi fisonomía ha cambiado bastante: tengo los ojos cada vez mas grandes y la boca cada vez mas pequeña.

Los ojos se me han agrandado de pura curiosidad. Y de las cosas asombrosas que he visto. Algunas emocionantes. Otras me han hecho sufrir.

Y la boca….¿dónde está mi enorme boca?

Este es el extraño caso de la mujer con la boca menguante.

En los últimos tiempos ha sucedido lo increíble, mi boca cada vez se hace más pequeña y pasa más tiempo cerrada. ¿Será quizá que estoy aprendiendo a ser prudente? ¿será que ya sé cerrar el pico cuando conviene?

Bueno, de vez en cuando tengo alguna recaída, M. lo sabe bien. Entonces, durante unas décimas de segundo, mi boca tiembla, las comisuras se expanden hacia ambos lados, los labios se tensan y…..suelto la barbaridad más grande que se le puede pasar a nadie por la cabeza. Y me arrepiento de todo corazón. Yo soy de las que pienso que el silencio es una virtud.

Cuando hablas sin parar sólo te oyes a ti mismo. Te pierdes todo lo que suena alrededor. Y hay muchas cosas que merece la pena escuchar.

A consecuencia de esto último, (lo de la boca) creo que se me han agrandado las orejas. Yo las tenía pequeñas y pegadas a la cabeza. Ahora cada vez crecen más, en un intento desesperado de no perderse ni el más mínimo detalle.

Estas extrañas mutaciones no han sucedido de golpe. El proceso ha sido gradual, con épocas de gran crecimiento-decrecimiento y otras de estancamiento profundo.

En fin, otro día profundizaré más en esto. Estoy conforme. Peor fue lo de Kafka, que se convirtió en algo parecido a una cucaracha.

A veces para seguir avanzando hay que retroceder. Esto puede ser la teoría de Darwin a la inversa…

Mientras tanto: ¡feliz cumpleaños Yàn Lee!

martes, 12 de mayo de 2009

Para MJ: un puñado de recuerdos

Hablando por teléfono hace unos días con mi hermana MJ, me preguntó cómo era posible que yo me acordara de tantas cosas de nuestra infancia.

Ella es la mayor, pero sólo nos llevamos 14 meses.

MJ dice que casi no tiene recuerdos, como si hubiera nacido debajo de una col.

A mí en cambio los recuerdos me asaltan continuamente y en los momentos más inoportunos.

Hermana, aquí va un puñadito pequeño de recuerdos para que los guardes bien. Sabes que ahora no tengo muchas cosas para darte, a veces me siento como un campo yermo y vacío, y lo lleno todo de recuerdos para salir adelante. Soy un recuerdo andante. Y la mayoría de mis recuerdos son inútiles, solo valen para pasar el rato (bueno o malo)...

¿Te acuerdas de nuestro número de teléfono? Yo sí: 252 02 87

¿Te acuerdas de sor gabriela? Era una monja muy requetevieja y que siempre sonreía. Creo que despachaba los bollos en el colegio cuando éramos pequeñas. A mí me gustaban las trenzas y los suizos. Y en la panadería de enfrente de casa los Donuts que traían cromos de perros. Y de mariposas. ¡Qué bonitas eran!...bueno, ahora estoy a régimen, como casi siempre, y acordarme de los bollos me está haciendo sufrir, así que corto rápido con este recuerdo.

Me acuerdo de la droguería de enfrente de casa. Él era calvo y con bigote y se llamaba Mariano, y ella, era muy blanca y llevaba los ojos pintados de azul, como yo ahora. Y de Acisclo y su mujer. Y de Juanito el de la bodega. Y del señor albino del estanco, que era antipático y nos daba miedo.

Me acuerdo cuando nos llevaban al Jarama, que todavía era un río. Y cuando montábamos en bici en la explanada de Santa Eugenia (que todavía no existía y ahora es un barrio enorme). Tu bici era una BH naranja y blanca y la mía azul. Nos las guardaba Rosita en su terraza. Y también montábamos en bici en el paseo de coches del Retiro. Tú lo hacías muy bien. Yo me iba dando contra todos los árboles. También me acuerdo de la Casa de Fieras, y de un pobre mono con el culo pelao que vivía entre los barrotes.

Y me acuerdo de los collares de estrellitas para sopa que hilábamos incansables.
Era lo más importante del mundo.



Y me acuerdo de papá y sus abrazos. Y de sus manos y del olor de su colonia. Y de que fumaba Ducados. Y sobre todo de que nos quería más que a nada.

Me acuerdo de los cines del barrio, del Capri y del Granada. Y de las películas que veíamos. Y del cine Sevilla, que estaba un poco mas abajo y olía a desinfectante. Y a mi me gustaba.

Me acuerdo de los yoyos de Fanta, los naranjas y blancos, que nos hacían ilusión porque eran de categoría profesional. Y de las bolas locas esas, las que hacías “¡tacatacata...! “ y te saltabas un ojo por menos de un pimiento...

Y de Dulcelandia, la tienda de chuches que había al lado del cole. (qué listos, poner el negocio al lado de un colegio...)

Y de las veces que jugábamos a la goma en la terraza de tu amiga Belén de la F.

Y del armario empotrado que teníamos en nuestra habitación. Aquellas odiosas puertas correderas que no corrían y siempre se quedaban encajadas o se nos caían encima...

Y de los “Festivales” que hacían en el colegio todos los años. Y de una de tu clase que se llamaba Silvia y tenía muchas pecas, y que hizo de la hija en “La casa de Bernarda Alba”.

Y de la profesora de ballet, y la barra, y cómo nos abríamos de piernas hasta quedarnos espatarradas. Y que yo no me sabía atar los cordones de los zapatos (creo que todavía no he aprendido).

Y mamá te ponía en el libro algo tan cursi como esto:

“Este libro, si se pierde,
como puede suceder,
no es de un pobre ni de un rico
ni tampoco de un marqués
es de una niña muy guapa
que se llama María José”

Y tú, cuando dibujabas un niño o niña, les hacías sin cuello.

Y me acuerdo mucho de los odiados verdugos que mamá nos ponía en invierno para que no cogiéramos frío.

Y de unas boinas escocesas que picaban como el demonio. ¡qué puñetera manía de ponerles a los niños gorros en la cabeza!

Mira, aquí estamos las dos con verdugo y con la famosa autora de la peor “porrusalda” del mundo…

Y en esta otra estamos otra vez las dos. (yo ya me he quitado el gorro y lo llevo “cuidadosamente” en la mano, no vaya a ser que se pierda... )

Tu decías a todo que sí y luego hacías lo que te daba la gana. Te escaqueabas cuando te tocaba a ti fregar los platos.

Yo era bruta, rebelde, cabezota y decía palabrotas.

Me acuerdo de Yolanda G. G., con las rodillas siempre ensangrentadas y llenas de mugre. Y su hermano Modesto. Y su padre que era igualito que Juanjo Menéndez.

Y cuando te caíste por las escaleras y te rompiste la pierna y llorabas.....y mamá se puso inmediatamente a limpiar el polvo (extrañas reacciones de ansiedad maternal).

Y cuando me fui de pellas y me rompí el brazo patinando y dije que me había caído por la cuesta del instituto....y tu te chivaste a mamá en un probador de El Corte Inglés.

Bueno, cambio y corto, que ya está bien por hoy y voy a aburrir hasta a las ovejas, aunque esto es una millonésima parte de lo que tengo aquí guardado en mi cabezota.

Guarda todo esto bien, como hago yo, y cuando necesites distraerte sacas algo de la chistera....

sábado, 9 de mayo de 2009

Luna llena de Mayo



Enorme y brillante
luna llena de Mayo
que te asomas insistente a mi ventana:
déjame dormir
para que pueda soñar
con una golondrina
que vuela alto
protegida bajo tus blancos rayos.

Y en mi cama revuelta
oigo su risa suave y traviesa
y me despierto pensando que ya ha llegado.

Y eres tú, luna enorme y mentirosa de Mayo
que has entrado entera en mi habitación....
y yo me río también.

Y, deslumbrada, me vuelvo a dormir
y a soñar con ella,
y a oir su risa preciosa
que todavía es tu risa
y que pronto será nuestra.

martes, 5 de mayo de 2009

A propósito de Job.

Hoy estoy más tranquila. No es que esté muy animada, pero ante lo irremediable, ahora me ha entrado esa especie de aceptación tipo Santo Job, de “aquí me las den todas”.

Para quien no lo sepa, Job era un señor de la Biblia a quien dios le mandaba todo tipo de calamidades (a través del demonio para no quedar mal él, y con una mala leche y una saña increíbles).

El pobre hombre aguantó todo con increíble paciencia, las enfermedades, la muerte de su familia, la pobreza...
Al final.....bueno, si queréis saber como acaba esta interesante película de terror, os dejo el enlace este de la Wikipedia, no voy a ser yo la que desvele el final de la película...

(Por cierto, la iglesia católica lo celebra el 10 de Mayo. Muy próximo y oportuno).

El caso es que Angels-Adopchina me ha hecho salir un poco del embrutecimiento de estos últimos días y reflexionar.

Es cierto que en un país como China, una epidemia de “gripe porcina” sería una catástrofe de proporciones inimaginables.
Ya fue terrible la pasada “gripe aviar”, aunque debido al tradicional hermetismo chino, no hemos llegado a saber la verdadera magnitud de aquello y los estragos que debió causar.

Seguramente, cuando todo esto de “la gripe porcina” haya pasado, tampoco sabremos nunca sus consecuencias reales, porque entre la discreción de China (respetable a mi parecer) y el absurdo circo mediático que se ha organizado (también según mi opinión), pasará a la historia como un caso más de pánico colectivo en el que las víctimas reales, con nombres y apellidos, quedarán a un lado, olvidadas por todos los que ahora se echan las manos a la cabeza y se ponen la mascarilla de la hipocresía social.

Nuestros hijos, que esperan en los orfanatos o con familias de acogida, están muy expuestos a todas las calamidades reales.

En la China profunda no hay medios para combatir enfermedades que aquí son tratables yendo a la farmacia de la esquina a por unas pastillas que te tomas cada 6/8 horas. Allí no hay farmacia de la esquina, ni antivirales, ni nada de nada.

Y la entrada en China de extranjeros, con o sin carga vírica sobre sus espaldas, supone un riesgo para los niños que China no está dispuesta a asumir. Y tampoco ninguno de los que esperamos para ser padres y desesperamos por no serlo todavía.

Entonces se paralizan los viajes de los padres a por sus hijos, se aumenta la validez de las invitaciones para viajar y se suspenden las asignaciones.

Dice Angels, en el foro de Adopchina, que esta medida de paralizar las asignaciones se puede considerar “humana” ya que es horrible para los padres adoptivos el tener ya los datos y la foto del ansiado hijo y no poder viajar, ni hacer planes en un futuro inmediato.

Supongo lo que sentirán estos padres que ya tienen la asignación después de más de tres años de espera, o los que pensaban que la iban a tener de inmediato: una enorme impotencia y una terrible ansiedad por salir de esta pesadilla y que todo esto termine con su hijo en los brazos. Esto también es “humano”.

Y espero y deseo con todo mi corazón que el CCAA siga trabajando mientras dura esta crisis, y que dentro de unos meses, pocos tal vez, empiecen a enviar todas las asignaciones acumuladas durante este periodo de forzosa paralización.

Porque si no lo hacen así, esta espera de tantos años acumulados no solo seguirá siendo eterna, sino ya imposible de sobrellevar, por mucho amor contenido, por mucha ilusión que se tenga, y por mucha paciencia que se le ponga a todo esto.

Los que llevamos tiempo esperando, arrastramos ya muchas cosas que nos entorpecen y dificultan todo este proceso, que debería ser una preparación para ser padres y madres y supongo que incluso mejores personas.

No nos limitamos a esperar, sino que escuchamos todo tipo de argumentos contradictorios y angustiosos:

Que si van a cerrar definitivamente las adopciones en China, que si están favoreciendo la adopción nacional y hay menos niños para adopción internacional, que si van a abrir más orfanatos. Que si ya están abiertos todos. Que si esto es por culpa de los Juegos Olímpicos. que todo cambiará y habrá un acelerón en el año nuevo (en enero)... que el año nuevo no es el nuestro sino el chino (en febrero)...

Y esto por no hablar de los problemas, las trabas y las zancadillas que las administraciones de determinadas comunidades autónomas ponen a los adoptantes. De la tremenda desigualdad de criterio, de injusticias que claman al cielo y que provienen de nuestro propio país.

Tratas de no hacer caso a los rumores. Tratas de no hacer cálculos ni estadísticas. Intentas simplemente esperar en paz.

Pero ves que cada mes asignan sólo dos días, y que los últimos asignados son del 6 de Marzo de 2006. Y ahora llega la “gripe porcina”. Y todos la padecemos, enfermos o sanos.

Bueno, siento si mi desahogo ha sido un poco largo. Soy consciente de que lo que digo no es nada novedoso ni aporta ninguna luz para quien está en el camino como nosotros. Sólo pretendía sacar lo que me estaba comiendo por dentro.

En este mismo instante sigo con mi vida, tratando de ser lo más feliz posible, aprovechando el tiempo para aprender y esperando a Lee con todas mis ganas y toda mi energía (y tengo muchísima). No soy una víctima, sólo una madre que espera.
Nunca me rendiré. Conmigo no pueden ni dios ni el demonio. Yo soy Yàn Lee, la misma que viste y calza, y a mi lado, Job queda bastante patético y hasta da un poco de risa...

viernes, 1 de mayo de 2009

Suspensión indefinida

Este es el comunicado que publica en su página el CCAA. (el original está en inglés, y esta es la traducción al castellano)

A la atención de las Agencias de adopción:

Actualmente, en varios países, se han registrado casos de infección humana de la gripe porcina.
Siendo elevada la posibilidad de contagio, los niños corren más riesgos por su baja resistencia.
Con el fin de evitar contagios durante el proceso de adopción y de proteger la salud de los niños en los orfanatos, así como la de los padres adoptivos, comunicamos que:

Hemos pedido a las agencias de adopción que pospongan el viaje para aquellas familias que ya han recibido las Cartas de Invitación.

El período de validez de las Cartas de Invitación emitidas entre el 1 de marzo al 30 de abril 2009 se prolonga de tres a cinco meses (Es decir que no será necesidario solicitar el envío de una nueva Carta).

Se aconseja a las Familias adoptivas que están en China realizando trámites, que sigan las disposiciones de las autoridades de registro local y cooperen para que los trámites de registro se realicen con tranquilidad y según los tiempos establecidos.

Si los padres adoptivos detectaran algún síntoma durante su estancia en China mientras realizan trámites de adopción, deberán dirigirse al hospital para un chequeo médico y comunicar prontamente al CCAA la situación.

Gracias por su comprensión y cooperación.

Póngase en contacto con las siguientes personas en caso de necesitar más información:
Li Lei 010-65548835
Li Zhiqiang 010-65548836

Centro Chino de Adopciones



Estoy demasiado triste para comentar nada mas por ahora.

sábado, 25 de abril de 2009

Para Lee

Golondrina viajera:

O tras van llegando

L entamente...

O lvidarte: no podría.

N unca dejaré que te pierdas.

D onde quiera que te encuentres

R umores del viento y del mar

I nsisten en traerme tu

N ombre,

A mor mío.

jueves, 23 de abril de 2009

Conejos...digo Consejos que núnca le daré a Lee

¿A quien no le gusta dar consejos?

Aunque sea uno pequeñito y disfrazado...(¿de conejo por ejemplo?)

Los consejos son de generaciones anteriores a la mía. Los daban los padres y las madres, y los abuelos, y los profesores y los curas. Y los amigos de corazón. Y la gente por la calle. Y por la radio. Y los libros de “Autoayuda”.

Desde mucho tiempo atrás, existían “los consejeros”, que eran una panda de hombres (en su mayoría), supuestamente sabios, que ayudaban a los reyes y estadistas a tomar decisiones importantes. Y también había quien tenía un “consejero espiritual”, que le ayudaba a cargar con las tribulaciones de su alma atormentada (como el que tiene ahora un “personal training” pero a lo bestia).

Después, alguien dijo que no está bien dar consejos. Que no sirven para nada. Que uno no es nadie para darlos. Que lo único que vale es la experiencia sufrida en carne propia. Que los consejos los dan aquellos que no tienen otra cosa mejor que hacer. Que son vulgares e inapropiados, ridículos y hasta peligrosos.

En fin, que cuando venga Lee me tendré que morder la lengua hasta hacerme sangre para no darle conejos (..perdón, consejos).

Voy a empezar una lista de consejos que no le daré nunca.

Núnca te sacrifiques por nada ni por nadie. Ni por tu propia madre. Puedes (y debes) ceder, intentar comprender, ayudar, pero sin poner en peligro tu integridad física ni emocional. Ni intelectual. No pierdas el criterio. Mira atentamente y escucha, y luego toma tus decisiones.

Cada vez que te equivoques sigue adelante. Equivocarse no es importante, ya acertarás en otra ocasión.

Lávate los dientes después de cada comida. Y limpiate los zapatos de vez en cuando. Y las orejas. Aprende a cocinar y a planchar, y haz la cama.

Perdona y olvida. Si no olvidas, te costará más ser feliz.

Respeta. Pero ten cuidado con los fanáticos. Los hay de muchos tipos y se confunden fácilmente con el entorno. Hacen mucho daño. Respeta y ten cuidado.

Cuando sufras, saca tus sueños y las cosas que te gustan al sol. Es importante que no cojan polvo por estar mucho tiempo guardados.

No te quejes por tonterías. Si lo haces, no habrá quien te aguante.

No tienes porqué gustarle a todo el mundo. Arrímate a quien te quiere y aléjate de quien te haga daño.

Si estás de mala leche no la vuelques sobre los demás con el pretexto de desahogarte. Hay otras formas de desahogarte más rápidas y con menos efectos secundarios.

Comer está muy bien. Y beber agua. El agua no engorda. La Cocacola con cafeína está muy buena pero a veces quita el sueño. Lo mismo para el café.

Ponte en el plato sólo aquello que realmente te vayas a comer. Repite si te hace falta. Dejarte comida en el plato, si no estás enferma, es de una pésima educación y una falta de respeto para quien cocina.

Busca como pareja a alguien que te ame muchísimo. Esto es muy importante, no valen las medias tintas. No es importante que sea de tu mismo sexo o del de más allá. Ni su color de pelo. Ni si tiene mucho o poco dinero. Ni siquiera que tenga un lunar en el culo. Tu serás como tengas que ser, y ni tu madre ni tu padre te reprocharán por nada de esto. Tu elijes. Te amamos tal cual.

Aprende a dar las gracias y a pedir disculpas. Y a compartir. Esto entra dentro de los consejos que harán tu vida muchísimo más fácil.

Vuela, vete todo lo lejos que te de la gana. Mamá y papá siempre tienen sitio para ti si decides volver. Nunca lleves las orejas gachas.

No hagas mucho caso a tu madre. Como tardaste mucho en venir, se hizo mayor, y a veces chochea un poco y da unos conejos (...digo consejos) que parecen de la edad media....

lunes, 20 de abril de 2009

Lecturas

Leer es una de las cosas que más me gustan.

Aprendí a leer muy pronto. Escribir fue mucho más difícil y prueba de ello es la letra espantosa que hoy día sigo teniendo.

Cuando era muy pequeña tuve muchos problemas de salud. Era una niña introvertida, bastante tímida y que siempre estaba enferma. Miles de catarros, deshidratación cada dos por tres y sobre todo unas paperas infecciosas y un principio de meningitis que casi me llevan al otro barrio.
Como estaba muchas veces en la cama y me aburría, mi madre empezó a comprarme libros. Al principio eran cuentos: Peter Pan (y Wendy), La cabaña del tío Tom, Mujercitas, Genoveva de Bravante, el Corsario negro...

Luego, ya sembrada en mí la ansiedad de lectura, me cogía cualquier libro que hubiera por casa (y había miles, porque esto es hereditario por parte de madre), del tema que fuera y sin censura de ningún tipo. Algunos los entendía y otros no, pero ya tenía el vicio y no podia dejarlo. Y como dicen que leer es sano...

A saber en qué estaría pensando mi madre mientras tanto. Seguramente en la receta de la “porrusalda” que luego no nos comíamos (Puajj!), o en lo que estaba leyendo ella.

Mi padre, los Domingos, nos llevaba al kiosco y nos compraba tebeos (y recortables que me encantaban...pero eso es otra historia).

No se daba cuenta de que al mismo tiempo que leia Mortadelo y Filemón y Rue del Percebe, ya conocia el Ulises de James Joyce (por cierto no me gustó) y las obras completas de Pío Baroja (este sí).

Años después, en el colegio, estuve a punto de curarme para siempre. Creo que fué en E.G.B. (eso estudiábamos entonces)(o hacíamos como que estudiábamos):

Clase de literatura, 4 de la tarde, cuando empieza a entrar ese sueñecito siestero que casi te impide abrir los ojos, casi sorda......zzzzzzzzzzzz............

¡Y nos obligan a leer en voz alta “El Quijote”!. Y al Arcipreste de Hita en castellano antiguo. Y “La Celestina”, y “Calixto y Melibea”.....y luego en casa hay que hacer un resumen del capítulo.
En fin, esto es lo que hemos leido en el cole todos los niños de mi generación.

Lo de “El Quijote” es muy fuerte.

Soy plenamente consciente de que esto que voy a decir es una blasfemia imperdonable y una afrenta cultural de enorme magnitud, pero aquellas tardes de colegio, leyendo en voz alta por obligación, como un loro al que se le están acabando las pilas (de puro sueño), me hicieron aborrecer al ingenioso hidalgo de por vida.

Ya de mayor he intentado leerlo alguna vez (¡es el IV centenario y vivo en Castilla la Mancha!) y no he sido capaz. Se me cierran los ojos y me da angustia.
Supongo que esto es lo que llaman un “trauma cultural” o un comportamiento recesivo a mi adolescencia, que fue muy rebelde.

También es la razón por la que no me doy de alta en el “Círculo de Lectores” ni en ningún club de lectura ni Biblioteca. Es pura rebeldía.

Bueno, el caso es que después de aquello yo seguí leyendo a mi bola, casi todo lo que caia en mis manos. Y sigo así, y empeorando.

Me leo lo que pone por detrás del bote de champú. Leo los prospectos de los medicamentos (y luego no me atrevo a tomármelos).

Leo atentamente toda la propaganda que encuentro en mi buzón. Y algunas veces (pocas) hasta las cartas del Banco.

Leo el periódico (siempre lo empiezo por la última página. Es una manía más frecuente de lo que parece...)

Leo la revista “Pronto” y el “Qué me dices” y me entero de todas las cosas que no me interesan nada.

Algunas veces leo cosas en inglés o francés o sueco o japonés (instrucciones de aparatos electrónicos o de montaje de muebles y cosas así...) y lo que no entiendo me lo invento (para desesperación de algunos).

Leo novelas románticas. Leo sesudos tratados sobre pintura medieval. Leo libros de Stephen King y luego tengo pesadillas.

Leo a Alberto Vazquez Montalban (me suele gustar). Y a Eduardo Mendoza (lo último no me gustó). Leo a Paulo Coelho. Leo la guía Michelín. Leo a Amy Tan.

Leo cosas sobre OVNIS y extraterrestres buenos y malos. Leo (con curiosidad insana) un misal lleno de recordatorios de muertos que tiene mi tía en la mesilla de noche. Leo el Teletexto cuando me acuerdo de a qué botón del mando tengo que darle.

Y releo la notas de amor que M. y yo nos escribimos a veces.

Y leo vuestros Blogs con mucha atención (aunque no dejo en ellos todos los comentarios que debiera y que me gustaría porque a veces me da vergüenza ser pesada)

Y leo vuestros correos electrónicos y se me pone una sonrisa de oreja a oreja de pura felicidad porque alguien piensa en mi cuando escribe algo para que yo lo lea..